Blog

WhatsApp Image 2019-06-14 at 11.58.34 AM

La Dra. Viola Frymann una ilustre osteópata pediátrica hizo un estudio con 1250 bebés y descubrió que el 88 de 100 mostraban signos de trauma natal y afirmó que al menos una sesión de terapia craneosacral sería muy beneficiosa para todos los niños.

El primer regalo de vida consiste en poder recibir terapia craneosacral después del nacimiento de forma preventiva. Los niños que reciben esta terapia son:

✔más tranquilos

✔tienen menos traumas

✔gozan en general del buen funcionamiento de todos sus sistemas corporales.

Durante el embarazo la madre que reciba terapia craneosacral se siente más liviana, sin tensiones, no sufre tantos dolores y su estado de humor y anímico están equilibrados. Respecto al futuro bebé ayuda a que se desarrolle de la mejor manera posible dentro del útero, incluso que se posicione correctamente para el nacimiento. Todas las etapas de un bebé son maravillosas y son importantes para la maduración del cuerpo y para que realicen correctamente las conexiones neuronales del primer año de vida, que si no se realizan correctamente podrán afectar luego en su aprendizaje en la escuela. Evidentemente cada niño lleva su ritmo, pero si vemos como padres que se saltan alguna etapa o les cuesta, deberíamos pedir una sesión con el terapeuta craneosacral. La terapia craneosacral en bebés es más efectiva entre los 6 primeros meses de vida, que es cuando más cambios se producen en el cuerpo de los niños y, por tanto, los resultado son más rápidos. ¡No dudes en tomar la terapia craneosacral como primer regalo de vida para tu pequeño!

Referencia del libro: El primer regalo de vida, por Mª Ángeles Paredes Alcalá.