Psicología

No hace terapia quien tiene problemas, problemas tiene todo el mundo. Hace terapia quien quiere resolverlos.

PSICOLOGÍA ADULTOS.

No es necesario padecer un trastorno psicológico para acudir a terapia, de hecho, la mayoría de los casos que atendemos son relacionados con dificultades con las que todos nos hemos encontrado o nos vamos a encontrar a lo largo de nuestra vida, pero que en un momento determinado se convierten en una dificultad con la que no nos sentimos capaces de enfrentarnos y termina mermando nuestro bienestar psicológico y por tanto calidad de vida. Ya sea a nivel personal, familiar, laboral, social o de pareja.

La terapia psicológica consiste en realizar una primera evaluación mediante el análisis funcional de la persona, en la que se recoge la información necesaria para poder plantear una hipótesis del problema y a partir de aquí elaborar una intervención psicológica personalizada, con la cual se proporcionan las herramientas necesarias para mejorar la situación y calidad de vida del cliente.

Intervención en:

  • Ansiedad.
  • Baja Autoestima.
  • Depresión.
  • Adicciones.
  • Fobias.
  • Problemas de pareja.
  • Autocontrol.
  • Habilidades Sociales.
  • Duelo.
  • Obsesiones.

La intervención está basada en un enfoque integral fundamentado en la corriente-cognitivo-conductual. Ampliado con el modelo Interconductista en el que se tienen en cuenta variables tan importantes de la persona como son sus valores, su historia anterior o sus habilidades. Para de este modo poder llevar a cabo una evaluación más completa y por lo tanto conseguir una Intervención psicológica más personalizada y ajustada.